Boletín No4 de la IV Asamblea del Coordinador Nacional Agrario

CdPueblos Economía noviembre 22, 2013

 

 

 

 

 

Boletín No4de la 4ta Asamblea del Coordinador Nacional Agrario – CNA

Seguir en Facebook                             Seguir en Twiter

Mesas temáticas avanzan en definiciones transcendentales para el coordinador Nacional Agrario

El cuarto día de asamblea del Coordinador Nacional Agrario CNA  dio paso a los debates en cuatro mesas temáticas así; construcción de una política específica para las mujeres en del CNA, política sobre tierras y territorio, soberanía alimentaria, y resolución del conflicto; El segundo bloque se desarrolló en horas de la tarde y el debate abordo el tema de la organicidad del CNA, ya entrada la tarde los asambleístas dieron debates sobre la conformación de la JUNTA NACIONAL, y se prevé la elección de sus representantes para constituir el comité ejecutivo nacional del CNA.

Respecto de las principales conclusiones que se lograron en la mesa de tierras y territorio, se reafirma que el objetivo general del CNA es construir política pública que concrete una verdadera reforma agraria, deuda histórica que el estado colombiano tiene con el campesinado, identificando como principal amenaza el modelo de desarrollo rural de reconcentración y extranjerización de la tierra.

También deliberaron alrededor del diseño y conformación de una figura nacional que les permita consolidar procesos de empoderamiento territorial, más allá de los meros reclamos reivindicativos que pasa por la decantación de figuras institucionales de organización acercándose a tres propuestas, Zonas de reserva campesina, zonas agroalimentarias y zonas de biodiversidad.

El CNA le apostara a la consolidación de la figura de zonas agroalimentarias, considerando que esta recoge a los distintos pueblos y organizaciones que lo integran, y que la vocación del país no es minero energético sino agrícola; El debate reconoce el avance que se logró en el 1994 con las zonas de reserva campesinas, pero entendiendo que se deben hacer ajustes legislativos debido a las condiciones distintas de este momento coyuntural.

Se advierten preocupaciones frente a cómo las zonas de reservas campesinas podrían convertirse en focos de posteriores intervenciones de multinacionales sin control del campesinado, sumado el desconocimiento de lo que se haya acordado en los diálogos de la Habana.

Otras definiciones sobre las tareas, fue consolidar la figura que recogerá una forma de organización territorial que avance en la construcción de identidad campesina y que pasa por establecer una figura que integre la gran familia agraria, basado en los planes de vida que cada región ha venido construyendo para permanecer en el territorio.

Han definido que La exigencia de territorios colectivos para las comunidades campesinas deben consolidarse respetando los resguardos indígenas y los consejos comunitarios de las comunidades negras pero también en la consolidación de una figura cercana al campesinado, que lo reconozca como sujeto político y social y no exclusivamente como sujeto económico en el engranaje de la producción y el desarrollo.

Una forma de empoderamiento del territorio y construcción de poder popular es la seguridad alimentaria, esta implica el manejo de las semillas, la expansión de redes de consumo locales, bajo la consigna de “consumir lo que se produce y producir lo que se consume”, la descolonización del espíritu, entendiendo que la soberanía alimentaria es una forma de ordenamiento territorial concebido desde las comunidades campesinas, esta busca frenar y afectar la concentración o extranjerización de la tierra, las concesiones mineras, las formas de arrendamiento, el avance del modelo de desarrollo rural.

La asamblea expresa que en este proceso las mujeres son constructoras de territorio y juegan  un papel central en la construcción de la plataforma del CNA, de allí lo pertinente de su visibilización, de fortalecer y dinamizar políticas que les permitan estar en el diseño de las estrategias políticas, la toma de decisiones y en los órganos rectores del movimiento campesino.
Los asambleístas han planteado de manera clara la exigencia de lograr la paz con condiciones de vida digna, que implica la solución de los conflictos  sociales, económico   y políticos del país, el tema del desempleo, la educación pública y de calidad, la salud, fundamental para permanecer en el territorio, en el entendido que la paz no se alcanza solo con la dejación de armas de los movimientos insurgentes.

La jornada avanza con toma de decisiones trascendentales en la configuración del coordinador nacional agrario que tendrán efectos en la configuración del movimiento campesino en Colombia.

San Lorenzo, 21 de noviembre

 

“Con el puño arriba, somos CNA”
 
El CNA en medio alemán