[Centro Oriente] La violencia que acalla la provincia de Lengupa, Boyacá

Son más de 1300 víctimas que ha dejado el conflicto social y armado en las últimas décadas en la  provincia de Lengupa, sin que hasta el momento se hayan aclarado los responsables de estos hechos.

Esta provincia está conformada por los municipios de Miraflores, Berbeo, Campohermoso, Páez, San Eduardo y Zetaquira, limita con el departamento de Casanare, es una zona rica en agua, ya que en esta provincia nacen varios ríos, es una zona montañosa y con variedad en flora y fauna.

A mediados de 1989 se incrementa la violencia en la provincia que está relacionada con la llegada de las petroleras al departamento de Casanare en especial la British Petroleum BP y con ésta los paramilitares de Martin Llanos, que nacen en Monterrey límite con esta provincia.

La llegada de los paramilitares a esta provincia se da con el paso del Oleoducto Ocensa S.A, ya que muchos de los pobladores se opusieron a su construcción por los daños ambientales que ocasionaría, augurando los conflictos sociales que traería a la región; es desde ahí que comienza las desapariciones forzadas y las torturas a los pobladores de esta provincia.

Desde hace varios años las comunidades y las organizaciones sociales que hacen parte del Movimiento Político de Masas Social y Popular de Centro Oriente, se han dado a la tarea de recopilar la memoria de las víctimas del conflicto social y armado de esta Provincia, para visibilizar, exigirle al Estado verdad, justicia y reparación integral.

El 27 de Septiembre del 2013 se realizó la primera peregrinación en la provincia de Lengupa que permitió recobrar la confianza de la comunidad, visibilizar los casos de desaparición y las formas de tortura física y psicológica que han vivido los habitantes; es así que poco a poco se escucharon las voces de dolor e inconformidad que habían permanecido acalladas por miedo y conveniencia.

Continuando con el acompañamiento, la visibilización y denuncia de la violación de Derechos Humanos, el despojo y los atropellos a los habitantes de este sector por parte de las empresas minero energéticas, las comunidades y las organizaciones sociales de la región Centro Oriente y la Red de Hermandad y Solidaridad con Colombia Redher, en marco de la Segunda Caravana “Por la defensa de la vida y el territorio”, se convocaron durante los  días 18 y 19 de agosto a un acto de memoria en la región, la cual contó con la participación de familiares de víctimas y diferentes organizaciones  con delegados de Casanare, Bogotá, de la provincia de Sugamuxi. La caravana continuará con su recorrido que inicio en Bogotá, pasando por Boyacá y seguirá rumbo a Santander del Sur.

Este es un acto de memoria que permite dar a conocer la historia contada desde las comunidades y que permite mantener viva la memoria de familiares y amigos que un día fueron arrebatados por la fuerza por parte de los paramilitares en complicidad con el Estado.