Comunicado 2 a la opinión pública Cumbre Nacional Agraria, Campesina, Étnica y Populares

En los últimos días del mes de agosto, los movimientos sociales, agrarios ambientalistas y populares, entre ellos La cumbre nacional agraria hemos avanzado activamente en las jornadas nacionales de indignación campesina, étnica y popular  que se han convocado en todo el territorio nacional  para exigir al gobierno de Juan Manuel Santos el cumplimiento de acuerdos alcanzados en el marco de jornadas anteriores de paro y movilización.

En esta semana la Cumbre Agraria está articulada a múltiples mecanismos de diálogo con el pueblo colombiano en calidad de constituyente primario con el fin de analizar y debatir el presente y futuro de los acuerdos y diálogos de negociación con el gobierno

La cumbre agraria convoca al gobierno nacional a realizar conjuntamente una evaluación pública del proceso de negociación que se viene adelantando luego de los Paros y la Minga Indígena del 2013 y 2014. Negociación que después de haber sido formalizada mediante acuerdos y decretos presidenciales durante el año 2014 atraviesa por una profunda crisis reconocida por el propio gobierno nacional y por las Naciones Unidas (ONU) en su calidad de garantes.

La cumbre agraria reclama garantías reales para ejercer la protesta y exigir al gobierno el respeto a la vida  y a los derechos humanos. Mientras el gobierno habla de paz y posconflicto, son cientos de dirigentes asesinados, judicializados bajo montajes judiciales y el movimiento social sigue siendo perseguido y señalado.

La cumbre nacional agraria rechaza el Plan Nacional de Desarrollo “Todos por un nuevo país” ya que se contradice en sus enunciados de paz y equidad, pero que  incrementa el modelo extractivita en Colombia y abre las puertas del país a las transnacionales petroleras, mineras y agroindustriales, con esto estimula el despojo de tierras y profundiza los conflictos en los territorios.

Desde la cumbre se exige avanzar hacia una verdadera negociación con sectores sociales históricamente excluidos y determinantes en el proceso de diálogos de Paz; es urgente y necesario la instalación y apertura de una mesa social que permita el desarrollo de un gran dialogo nacional con  el pueblo colombiano.

Este escenario político y frente a la desatención del gobierno nacional, su falta de voluntad política para tener en cuenta las exigencias y preocupaciones del pueblo colombiano; la cumbre agraria campesina étnica y popular hemos iniciado una serie de visitas a instituciones y ministerios y vamos hacer presencia pacífica y permanente estos lugares hasta tanto el gobierno nacional de cumplimiento a los acuerdos arriba mencionados.

En estos momentos, delegaciones de campesinos, negros e indígenas, estudiantes, trabajadores y otros sectores  están en el ministerio de Agricultura y desarrollo rural; y continuamos a la espera que el gobierno nacional reactive las agendas dando cumplimiento a los pliegos y puntos acordados.

Invitamos al pueblo colombiano a participar y respaldar estas jornadas, a exigir al gobierno naciónal que respete la integridad de los compañeros movilizados garantizando el legítimo derecho a protestar exigir y proponer cambios en el país.

Convocamos a los medios de comunicación a informar, comunicar y facilitar el debate nacional de manera transparente respetuosa e imparcial para que la crisis de país agrario pueda ser resuelta de fondo y con cambios estructurales que beneficien al país.

Lamamos a la comunidad nacional e internacional a acompañar y ser garantes para que se garanticen los derechos de los y las movilizadas.