[Comunicado] Rechazamos las amenazas de las AGC

Comunicados CdP

Colombia, junio 14 de 2018

Más de 400 asesinatos y cientos de judicializaciones en los últimos 30 meses son muestra clara del plan sistemático de aniquilamiento no solo físico, de los líderes y las lideresas sociales, sino de sus organizaciones.

 

 

Junio 14 de 2018

 

RECHAZAMOS AMENAZA DE LAS AUTODEFENSAS GAITANISTAS DE COLOMBIA CONTRA VOCERO DEL CONGRESO DE LOS PUEBLOS

El grupo paramilitar Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) circuló este 14 de junio una amenaza pública en la que nombra como objetivos militares a líderes y lideresas sociales y defensores de Derechos Humanos de diferentes procesos sociales del país. Entre las y los amenazados de muerte se encuentra nuestro compañero y Vocero Nacional del Congreso de los Pueblos, Edgar Mojica Vanegas.

Este Vocero también se desempeña como Ejecutivo de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y como dirigente de la Unión Sindical Obrera (USO). Esta amenaza se presenta en un contexto social y político de persecución, judicialización, criminalización y asesinato contra líderes y lideresas del movimiento social colombiano; además de gran agitación electoral, en donde los procesos y las propuestas sociales toman protagonismo.

Además del Vocero Nacional Egdar Mojica; el grupo paramilitar pone como su objetivo en la amenaza publicada a las siguientes personas: Diego Escobar, Enrique Guetio, Adelina Vásquez, Yeibi Ramírez, Walter Agredo, Carlos Vargas, Hernán Arciniegas, Germán Marín, José Gamboa, Fernando Pérez, Edgar Mojica, Fernando Otarola, Rosalba Castillo Viveros, Wilson Rentería, Elizabeth y Gilberto; así como a las entidades y/o organizaciones sociales: integrantes de la Mesa del Paro Cívico de Buenaventura, Sindicato Nacional de Trabajadores y Empleados Universitarios de Colombia (Sintraunicol), CUT Valle, Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria de Alimentos (Sinaltrainal), Red de mercados Surtimax y Asociación Nacional de Funcionarios y Empleados de la Rama Judicial (Asonal Judicial).

Más de 400 asesinatos y cientos de judicializaciones en los últimos 30 meses son muestra clara del plan sistemático de aniquilamiento no solo físico, de los líderes y las lideresas sociales, sino de sus organizaciones.

Responsabilizamos por esta práctica social genocida al Estado colombiano, por acción u omisión frente a la grave violación de los derechos humanos.

Exigimos al Gobierno Nacional, a la Fiscalía General de la Nación y al Ministerio Público adelantar acciones contundentes que reconozcan la existencia del Paramilitarismo y que públicamente detengan esta práctica y permitan identificar y castigar a los responsables intelectuales y materiales de la misma. Exigimos también garantías necesarias para la protección de los líderes y lideresas sociales y de sus organizaciones.

Llamamos a las organizaciones de Derechos Humanos nacionales y extranjeras, a todo el movimiento social y popular, y a la sociedad en general a repudiar y condenar estos hechos y dirigir sus protestas al Gobierno Nacional y sus organismos de control.

CONGRESO DE LOS PUEBLOS
COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS

 

Ser Líder Social NO es Delito