[Comunicado] Ser Líder Social NO es Delito

Ser Lider Social NO es Delito

No somos cifras y no queremos ser estadísticas nacionales. Les invitamos a desbordar sus afectos hacia los líderes y lideresas sociales que día a día defienden los territorios y la vida

 

 

Junio 07 de 2018

 

Ser Líder Social NO es Delito

El movimiento social colombiano históricamente ha sido objeto de una persecución sistemática, manifestada a través de graves violaciones a los derechos humanos, como asesinatos, señalamientos, judicializaciones, desapariciones forzadas y atentados en contra de sus integrantes. Organizaciones de Derechos Humanos han denunciado que desde el 2016 hasta la fecha han sido asesinados cerca de 400 líderes y lideresas sociales, defensores de derechos humanos e integrantes de procesos organizativos en el país, sin que a la fecha se muestre voluntad real por parte del Gobierno nacional para contrarrestar esta situación.

Así mismo, como algunos ejemplos de las judicializaciones al movimiento social, en marzo del 2017 fueron detenidos 13 líderes sociales reconocidos en el Sur de Bolívar, y en abril del 2018 alrededor 33 líderes sociales de diferentes municipios del Suroccidente colombiano.

A este escenario se suma la detención realizada el día 6 de junio de 2018 en contra de Julián Andrés Gil Reyes, integrante de la Comisión internacional y Secretario técnico del Congreso de los Pueblos, lo que demuestra una vez más la sistematicidad de esta estrategia de criminalización y judicialización hacia los sectores sociales menos favorecidos. El día de hoy a las 02:00 p.m. se instalaron las audiencias de legalización de su captura, imputación de cargos y solicitud de medida de aseguramiento, en el Juzgado Penal con Función de Control de Garantías en el municipio de Vianí, Cundinamarca, por tal razón seguimos atentos al desarrollo de las mismas y en consecuencia a los resultados.

Agradecemos inmensamente las manifestaciones de solidaridad y apoyo a través de los distintos medios de comunicación, las cuales respaldan y legitiman al Congreso de los Pueblos y en efecto a nuestro compañero judicializado. Todo el tiempo se ha brindado el acompañamiento con acciones coordinadas ente la Comisión de DDHH y el Equipo Jurídico del Congreso de los Pueblos. Tan pronto como esta fase culmine y se tengan mayores claridades a cerca de las pretensiones de la Fiscalía, estaremos compartiendo toda la información desde los medios oficiales del Congreso de los Pueblos.

El caso de Julián no es aislado. No somos cifras y no queremos ser estadísticas nacionales. Les invitamos a desbordar sus afectos hacia los líderes y lideresas sociales que día a día defienden los territorios y la vida, personas que construyen propuestas de país desde el pensamiento alternativo y que con su lucha y trabajo nos alientan a soñar más fuerte y a juntarnos para ser más grandes. Construir propuestas de país para la Vida Digna NO es delito. Proteger nuestros ríos NO es delito. Oponernos a la masacre en contra de la naturaleza NO es delito. Pensar diferente NO es delito. Ser líder social NO es delito. Unámonos a esta campaña.

#SerLíderSocialNoEsDelito

#FuerzaJuli