Cumbre Agraria realizó toma pacífica del Ministerio de Agricultura para exigir el cumplimiento de los acuerdos.

Las delegaciones provenientes del sur, norte, oriente, occidente y centro del país, parte de la Cumbre Campesina, Étnica y Popular, decidieron realizar este 1 de septiembre una toma pacífica en el Ministerio de Agricultura, tras los constantes incumplimientos del gobierno nacional a los acuerdos establecidos en las movilizaciones agrarias del 2013.

En horas de la mañana los voceros y voceras de la Cumbre Agraria le contaron al país, en una rueda de prensa realizada en la Plaza de los Artesanos de Bogotá, que la situación de las comunidades campesinas, indígenas y afrodescendientes no ha cambiado desde que se establecieron los acuerdos con el gobierno nacional. Al contrario, según expresaron, las contradicciones en los territorios se han agudizado con medidas y políticas adversas para los sectores populares.

 

Al rato, las delegaciones se concentraron en el Ministerio de Agricultura y en las instalaciones del Incoder para exigir el cumplimiento de los acuerdos y realizaron una toma pacifica en el Ministerio. Voceros de Cumbre Agraria sostuvieron entre tanto una reunión con el ministro Aurelio Iragorri Valencia y le expresaron que no se retirarían hasta que se planteara una ruta clara para el cumplimiento de los acuerdos.

 

Según Robert Daza, vocero del Congreso de los Pueblos y de la Cumbre Agraria “hay 264 proyectos salidos de los acuerdos, entre los cuales hay 27 destinados al tema de infraestructura, estos últimos entregados en noviembre del año pasado; a la fecha no se ha cumplido ninguno”.

 

Por su parte, Luis Fernando Arias, Concejero Mayor de la Organización Indígena de Colombia, ONIC, expresó al respecto: “después de las movilizaciones, paros y mingas del 2013, se han presentado acuerdos desde hace 16 y 24 meses y no hay avances, por eso nos encontramos aquí. Hacemos presencia física, pacífica. Estamos exigiendo que se cumplan los acuerdos”, y agregó que en ningún momento se agredió a nadie durante la toma ni se limitó el derecho de movilidad de los funcionarios.

 

Así mismo, las vocerías de la Cumbre resaltaron la grave situación de los derechos humanos y la falta de garantías, respondiendo a quienes intentaron presentar este acto pacífico como un despropósito. Según expresaron los representantes de la Cumbre “las víctimas están en el campo, los sectores sociales y populares vienen siendo amenazados y asesinados”. (Léase violaciones a los derechos humanos en el marco del Paro Agrario de 2013).

 

Tras una prolongada reunión, se dio por terminada la toma pacífica, luego de que el ministro Iragorri se comprometiera a viabilizar y asignar los proyectos parte de los acuerdos incumplidos. Este 2 de septiembre la Cumbre sostendrá espacios de reunión con el Departamento Nacional de Planeación, con delegados técnicos del Ministerio de Agricultura y con el Ministerio del Interior y la Fiscalía General de la Nación, todo con miras a revisar los compromisos y lograr avanzar en las garantías políticas para el derecho a la movilización.