[Denuncia] Falsos Positivos, una estrategia para la incriminación

Yopal – Casanare, enero 17 de 2018

El respeto y garantía de los derechos humanos, es obligación incondicional del estado Colombiano. No más falsos positivos.

La Coordinadora Regional de Derechos Humanos del Movimiento Político de Masas, Social y Popular del Centro Oriente de Colombia; denuncia ante la comunidad nacional e internacional los siguientes hechos:

El 11 de enero del año en curso, tropas adscritas a la Décimo Sexta Brigada del Ejército Nacional, arribaron a la vivienda de ANDRES CAMILO BARRERA PATIÑO y DIANA CAROLINA SAGANOME CARDENAS, ubicada en la vereda Volcán Blanco, jurisdicción del municipio de Aguazul (Casanare). Acto seguido procedieron a instalar campamento en el patio del referenciado lugar; ante esa esa situación sus propietarios le solicitaron al Capitán ARROYO, que por favor se retiraran a mayor distancia, a fin de evitar colocar en riesgo la integridad de los habitantes de la casa. El oficial indicó que se retirarían, sin embargo pernoctaron toda la noche.

Al día siguiente, siendo las 7:30am, el Capitán ARROYO le solicito a la pareja, hacerle el favor de llevar una encomienda hasta la vereda El Charte, la cual deberían entregar a alguien que los estaría esperando. Ellos accedieron, sin embargo en el camino decidieron revisar el contenido, encontrando que lo que transportaban eran elementos propagandísticos de la insurgencia, consistentes en banderas y panfletos alusivos al Ejército de Liberación Nacional, ELN. Ante esta situación se regresaron de inmediato, devolviendo el paquete al oficial y reclamaron dicho comportamiento, de igual manera informaron de inmediato a organizaciones defensoras de Derechos Humanos y a la Defensoría Regional del Pueblo, quienes de inmediato coordinaron una misión e hicieron presencia en el lugar.

Los funcionarios y defensores de derechos humanos, se presentaron a los militares y entraron en conversación con el Capitán ARROLLO, persuadiéndolo de la gravedad de lo sucedido, a lo que él señaló que “los vecinos de la comunidad apoyan a la guerrilla más que a la fuerza pública” de igual manera manifestó “el paquete no fue utilizado con mala intención, solo tomarle fotos y enviarlas a los superiores”.

Lejos de cumplir con el mandato constitucional, estos comportamientos cobardes colocan en peligro la vida e integridad de los habitantes de la región; quienes desde hace varias décadas y de manera sistemática han sido víctimas de graves violaciones a los derechos humanos. Cabe recordar que Casanare, es uno de los departamentos con mayor número de desaparecidos[1], calculándose en más de 2500 víctimas; de igual manera ha persistido la persecución al movimiento social dejando como resultado el exterminio de la Asociación Departamental de Usuarios Campesinos ADUC, la judicialización a líderes sociales y la criminalización de la protesta social. Es imposible sacar de la memoria la paramilitarización del territorio, sumado a un gran número de víctimas de ejecuciones extrajudiciales con modalidad de “falsos Positivos”, razón que ha llevado a ser investigado penalmente el General del Ejército Nacional HENRRY TORRES ESCALANTE.

Rechazamos toda acción que esté dirigida contra la población civil e infrinja el Derecho Internacional Humanitario, cualquiera que sea el responsable y en efecto instamos a los actores en conflicto a desvincular a la población civil y respetar los bienes protegidos. Es importante avanzar en la búsqueda de una paz completa, real, incluyente y participativa.

SOLICITUDES: Al estado colombiano, garantizar la vida e integridad de todas las personas que habitan el territorio nacional, en especial quienes tienen arraigo en zonas de conflicto armado y que pertenecen a diferentes organizaciones sociales. De igual manera desarrollar las acciones que sean necesarias a través de la estructura institucional que corresponda, a fin de investigar a profundidad sobre los hechos denunciados, sancionando a los responsables y brindando garantías para el ejercicio de la promoción y defensa de los Derechos Humanos.

A las organizaciones defensoras de Derechos Humanos nacionales e internacionales, hacer seguimiento de esta grave situación que se presenta en el actual contexto de violencia contra el movimiento social especialmente contra sus líderes y defensores de Derechos Humanos; exigiendo al gobierno colombiano, que cumpla con sus obligaciones constitucionales y demuestre la voluntad real de páz, investigando verazmente, individualizando y castigando a los responsables.

 

Corporación Social Para la Asesoría y Capacitación Comunitaria – COSPACC

Fundación de Derechos Humanos Joel Sierra

Corporación Choapo Fundación de Derechos Humanos – Pasos

———–

Comisión de Derechos Humanos Congreso de los Pueblos

  [1] Los Desaparecidos de Casanare Daniel Guzmán, Tamy Guberek, Amelia Hoover y Patrick Ball October 31, 2007 [En Linea] https://hrdag.org/content/colombia/casanare-missing-report-final-ES.pdf