Entrevista con Alexandra Bermúdez e Isaac Marín del Congreso de los Pueblos: hacia el paro nacional indefinido

CdPueblos Noticias agosto 17, 2013

El próximo 19 de agosto iniciará la jornada nacional y de paros indefinidos, promovido por tres importantes sectores del país (transporte, agrario y salud), así como por diversidad de organizaciones sociales y populares del país. La Comisión de Comunicaciones del  Congreso de los Pueblos habló con Alexandra Bermúdez, de Poder y Unidad Popular e integrante del Equipo Dinamizador Nacional del Congreso de los Pueblos y con Isaac Marín, del Coordinador Nacional Agrario y Congreso de los Pueblos, quienes vienen participando del Comando Unitario de Paro y nos relataron el papel del Congreso de los Pueblos en el Paro Nacional.

Comisión de Comunicaciones: ¿Por qué está el Congreso de los Pueblos en esta jornada de paros indefinidos?

Alexandra Bermúdez: Para el Congreso de los Pueblos es importante este momento que se está convocando de movilización, porque estamos asistiendo a un momento político clave. Por un lado, existe la profundización del modelo neoliberal a través de la aprobación de la agenda legislativa que promovió el gobierno en el Congreso de la República y que está acentuando la crisis económica social y política del país y también de alguna manera coartando derechos y libertades. En este sentido, aparece otro momento clave y es que hay un auge de la movilización social de la lucha y la resistencia fruto de la indignación, el agotamiento y el cansancio.

Por otro lado, asistimos a un momento importante como respuesta a esa crisis del país, de indignación e inconformidad de la gente frente a lo que sucede. El pueblo colombiano empieza a tomar conciencia de lo que está pasando y a promover espacios de unidad, organización de la lucha y comienza a promover acciones unitarias de masas conducentes a llevar al pueblo nacional sus propuestas de país. El Congreso de los Pueblos se unirá a la jornada nacional de protesta y de paros indefinidos desde los distintos sectores sociales, rurales, urbanos que participan al interior de él.

En este sentido, el Congreso, especialmente los procesos urbanos, se vinculará con las movilizaciones y marchas en gesta. También  estará en las acciones de protestas que se realizarán en los distintos sectores de la ciudad. En esta vía se viene trabajando en un pliego con los distintos sectores del paro, con temas como un nuevo plan de ordenamiento territorial, el tema educativo, el tema minero-energético, los cuales implican la defensa y permanencia en el territorio y en general lo relacionado con los conflictos territoriales. Seguimos haciendo un llamado, no sólo al Congreso de los Pueblos, sino al pueblo en general, para que se una a este escenario popular y de esta manera hacer sentir su voz.

Isaac Marín: El sector campesino a nivel nacional ha venido sufriendo las consecuencias de este largo período de aplicación de la apertura económica en un conjunto de propuestas que obedecen al modelo neoliberal  y tocan directamente al sector campesino; los tratados de libre Comercio, la reprimarización de la economía. La explotación de los recursos tiene relación con los procesos sociales y de esta manera se está expulsando al campesinado para que engrose los cordones de miseria en las ciudades. Es decir, hay unas condiciones que obligan al sector campesino a exigir espacios. Todo ello pasa por el reclamo y reivindicación del campesinado como sujeto político.  

Hoy hay una gran crisis de la economía y uno de los sectores más afectados es el campesinado: los productores de papa, café, arroceros, todos los sectores de la agricultura están afectados por la importación de productos y por otro conjunto de normas, no sólo las importaciones, sino los altos costos de los insumos, de la asistencia técnica, los paquetes tecnológicos que no llegan a los campesinos. Esta es la gran crisis del país. No hay en el mundo un modelo social que no reconozca un espacio para los productores: Estados Unidos, Canadá, Europa hacen un esfuerzo grande por proteger sectores de los alimentos; en Colombia no pasa  esto.

El llamado no es sólo a todos los sectores de la producción, sino también a los indígenas, negros, a los trabajadores, informales, a todos los sectores del país, a sumarse a esa gran jornada de movilización, viéndola como una jornada de rescate del país, una forma de defensa del territorio. La jornada del 19 de agosto va a estar nutrida con movilizaciones,  marchas, con grandes manifestaciones en las ciudades capitalinas, en departamentos como Nariño, Cauca, Huila, Tolima, los santanderes; va a haber una fuerte movilización en Boyacá. También estarán los productores de papa y cebolla. Además estarán los camioneros, quienes paralizarán el país, siendo uno de los sectores más sensibles para la economía. El paro va a ser contundente. Estarán los sectores medios, como los cerealeros, los arroceros, los productores de maíz. Vuelven los pequeños y medianos productores de café.

AB: lo que estamos evidenciando es que si no hay una fuerte crítica al régimen político actual integrado por quienes vienen legislando contra del pueblo, estamos ad portas de la pérdida de la soberanía nacional. En ese sentido, nosotros ponemos al centro una agenda de país que incluye todas esas reivindicaciones históricas de los distintos sectores sociales, para imaginarnos una democracia real en la perspectiva de un país más soberano, con paz, con vigencia de los derechos humanos. Ese cuestionamiento ha llevado a una resistencia social y popular, se viene expresando en manifestaciones.

Por esto la jornada debe llevarnos así mismo a un proceso de unidad del pueblo colombiano, especialmente el pueblo organizado; nos urge pensar en acciones más unitarias. Esta jornada de protestas, que tendrá lugar desde el 19 de agosto, debe conducir a un proceso de acumulación hacia el mes de octubre, en fin. No es el primero ni el último. Es un proceso de acumulación hacia acciones más contundentes, hasta que nuestra voz sea escuchada, pero no sólo escuchada sino que se den transformaciones reales para este país.

CC:… ¿cuáles en este sentido la relación entre el Juicio Ético y Político contra el Despojo en Colombia y el Paro?

IM: hay un componente que llama la atención y es la explotación de los hidrocarburos. Los proyectos de reservas para la edificación de hidroeléctricas conducentes a la generación de energía, la explotación de carbono y otros sectores de la minería, vienen haciendo muchísima fuerza en zonas rurales, muy vulnerables,  con mucha producción de agua vital para el equilibrio ecosistémico; hoy están en punta de lanza de la estrategia de desarrollo.

La locomotora minero energética está tocando todos los rincones del país; está siendo entregado, está siendo concesionado a las multinacionales. Esto no es nuevo. Llevamos varios años de explotación de recursos mineros. Y es tanto el impacto, que las comunidades se están viendo obligadas a tomar acciones para la defensa de los territorios.  En años pasados se hizo una audiencia del Tribunal Permanente de los Pueblos y puso una voz de alerta, haciendo un llamado a que no sólo se le está haciendo daño al país, sino a la naturaleza y se viene haciendo un juicio ético, político y jurídico en contra de las multinacionales, lo hacen las comunidades mismas afectadas: los indígenas, los negros, los campesinos,  las comunidades afectadas; por la explotación de la minería y de los hidrocarburos, ya se han hecho tres pre audiencias en las que se preparó el juzgamiento de las multinacionales… Es claro que el Juicio ético es un espacio previo de acumulación de cara al paro, pero en general para allanar los caminos que permitan la transformación del país.