Fortalecer la unidad y ampliar la lucha por vida digna y paz con justicia social

 

Declaración de la XIV Comisión Política del Congreso de los Pueblos

Popayán, Cauca, 18 y 19 de Julio de 2014

Durante el primer semestre el movimiento popular colombiano continuó desatando importantes luchas de orden sectorial, regional y nacional, manteniendo la tendencia de ascenso que se viene expresando en los últimos años, y abriendo nuevos escenarios de disputa por la vida digna y la paz con justicia social. 

La articulación lograda por los movimientos agrarios y populares a través de la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular, la redacción del Pliego Unitario y el Paro Nacional de los meses de abril y mayo, permiten avanzar en la lucha por un proyecto de nación y nuevo país más incluyente y democrático. El pliego unitario fija un horizonte de nuevo país el cual está por conquistar con nuevas luchas y movilizaciones, y proyecta a la Cumbre Agraria como un actor fundamental de la unidad de los movimientos sociales y los sectores democráticos.  

En el mismo sentido, la promoción de un diálogo popular por la solución política al conflicto armado impulsado por Clamor Social por la Paz ha sentado las bases para construir un Movimiento Social Por la Paz, comprometido con una paz con cambios y una democracia genuina. Reconocemos el esfuerzo de diálogo epistolar abierto con las FARC – EP y con el ELN como un aporte a la búsqueda de caminos hacia la solución política y la paz que reclamamos todas y todos los colombianos.

No podemos pasar por alto las manifestaciones que desde el campo electoral han expresado sectores de la izquierda y el campo popular que, con matices, han hecho una apuesta por la paz y reclaman del gobierno reelecto de Juan Manuel Santos virajes en su política de guerra y despojo territorial. En esa dirección vemos con expectativa la conformación reciente del Frente Amplio por la Paz y su agenda política.

Los factores antes mencionados le ponen al movimiento popular y a la izquierda colombiana imperiosos desafíos que resulta crucial abordar de forma urgente: avanzar en su unidad y articulación, defender su autonomía, ganar mayor coherencia en su programa y profundizar la disputa por el poder. Desafíos que hoy toman gran relevancia en un mundo en crisis y con graves muestras del militarismo imperialista que afecta a varias partes del mundo, incluida Nuestra América. 

En esa dirección, mujeres y hombres representantes de procesos de todas las regiones, sectores y procesos, reunidos en nuestra XIV Comisión Política del Congreso de los Pueblos manifestamos:

1. Que la unidad del movimiento popular es condición central en el logro de transformaciones democráticas en el campo socioeconómico y político, por eso hacemos un llamado a todas las fuerzas populares a unirnos en la movilización y en la construcción de alternativas al modelo de guerra, despojo y saqueo que se viene implementando en el país. Llamamos a fortalecer la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular y a rodear de solidaridad y fuerza la negociación del Pliego Unitario. 

2. De cara a las elecciones del 2015, llamamos a las fuerzas que se agrupan en el Polo Democrático Alternativo, en el Frente Amplio por la Paz y a otros espacios de confluencia, a tender puentes de entendimiento y acuerdo para plantearle al país alternativas unitarias y democráticas. La fragmentación y las rencillas dogmáticas solo fortalecerán a los representantes de la guerra, la desigualdad, el patriarcado y la depredación ambiental, facilitando a las diversas expresiones de la derecha la victoria electoral y el control administrativo de regiones y municipios. El Congreso de los Pueblos se dispone a la más fraterna interlocución con todas las fuerzas sociales y políticas en miras de cristalizar una propuesta común de país para la vida digna.

3. Continuaremos en la lucha por la solución política y la paz; una paz con cambios y transformaciones que nos permitan avanzar hacia un país con vida digna. Convocamos a seguir desarrollando el Diálogo Nacional por la Paz y a construir Territorios por la Paz y la Vida Digna. Llamamos a fortalecer Clamor Social por la Paz y a continuar en el esfuerzo de diálogo con el gobierno y las insurgencias, en el camino de hacer realidad el Movimiento Social por la Paz

4. Llamamos a ampliar la lucha contra el modelo extractivista y a la defensa de los territorios campesinos, urbanos, indígenas y afrocolombianos. Convocamos a los procesos y organizaciones que resisten en los territorios a nuevas jornadas de movilización unitaria para frenar los megaproyectos mineros, petroleros, energéticos, de infraestructura y de saqueo de la biodiversidad. Alertamos a estar pendientes de la agenda legislativa y de la formulación del Plan Nacional de Desarrollo y a enfrentar los nuevos intentos de despojo que se ciernen sobre las comunidades rurales y urbanas. 

5. Hacemos un reconocimiento a los procesos que construyen poder popular y a continuar haciendo realidad los mandatos del Congreso de los Pueblos; los convocamos a nuestro Seminario Político Ideológico, para ampliar nuestros horizontes de lucha por la vida digna. 

Delegados y delegadas a la XIV Comisión Política del Congreso de los Pueblos

Construyendo país con vida digna