Frente de resistencia urbana: Territorios para la vida digna y el buen vivir.

San Pablo – Brasil, diciembre  11 de 2017

Movimientos urbanos del continente nos reunimos en San Pablo los días 8, 9 y 10 de Diciembre en el marco de los 20 años del Movimiento de Trabajadores Sin Techo (MTST) de Brasil, con el objetivo de seguir profundizando el camino de la unidad latinoamericana.

Seguimos en pie de lucha en la construcción de un proyecto para las mayorías populares. Entendemos que para que haya libertad verdadera es necesario tener aseguradas las condiciones para una vida digna, en la que se puedan desarrollar todas las capacidades humanas.

Esta libertad que nosotrxs soñamos, el capitalismo la niega, la criminaliza, la destruye en todas las latitudes del mundo. Nos enfrentamos a un nuevo momento de la correlación de fuerzas en nuestro continente, hay una contraofensiva del imperialismo frente a los pueblos de Nuestra América.

En este sentido, la llegada de la Organización Mundial del Comercio (OMC) a la Argentina fortalece los vínculos de la derecha y el capital internacional. La avanzada económica, política, ideológica, represiva, cultural se manifiesta en el intento por terminar con nuestras libertades y derechos como se vio reflejado a partir del fraude electoral que niega la voluntad popular en Honduras dejando como consecuencia la represión, persecución y asesinato de hermanos y hermanas perpetrado por el régimen.

El capitalismo viene avanzando a pasos agigantados, con sus ciudades mercantilizadas en donde todo funciona en relación al valor del m2, donde se vive un nuevo modelo de despojo y desplazamiento que expulsa a los sectores populares.

Pero el modelo de las ciudades está en disputa. Frente a estas metrópolis expulsivas, los sectores populares construimos el modelo de revolución urbana: ciudades en donde el protagonismo popular sea la solución a los problemas que hoy afrontamos, en donde construyamos vida digna, por el buen vivir, ciudades que contemplen nuevas formas de producción, comercialización, de vivienda, de educación, de cultura, de trabajo. Nos queda por delante el desafío de avanzar rumbo a la integración popular urbana en todo el continente Nuestro Americano.

La lucha por la libertad, es la lucha de los pueblos y debemos encontrar las formas de articularnos y coordinarnos, levantar un proyecto común por el socialismo, el feminismo y las soberanías populares prefigurando prácticas concretas que nos permita oponernos al proyecto del capitalismo, el imperialismo y el patriarcado, el proyecto de los ricos y poderosos en el continente.

No podemos delegar nuestras luchas, debemos ser protagonistas, “la liberación del pueblo será obra de la lucha y la organización del pueblo mismo“, por lo tanto, la tarea es encontrarnos, conocernos, articularnos y coordinarnos. Somos las y los desposeídas de las ciudades, los pueblos que se organizan para defender el territorio, las que siguen en pie luchando por la libertad, quienes comenzamos a construir el Frente de Resistencia Urbana por Territorios para la Vida Digna y el Buen Vivir