[Internacional] Comunicado de Helmut Scholz, eurodiputado por Die Linke (Alemania) miembro de la bancada de Izquierda Unitaria (GUE/NGL) del Parlamento europeo

 

“EN COLOMBIA LA ESPERANZA ESTA EN LOS MOVIMIENTOS ALTERNATIVOS”

El dia anterior a la llegada a Colombia de la delegación de la Comisión del comercio internacional del Parlamento europeo, dos otros defensores de los derechos sociales fueron asesinados en Guapi. Los asesinatos de personas que se oponen al acaparamiento de tierras, y que defienden los derechos sociales y ambientales han aumentado de manera dramática, llegando a 31 personas asesinadas en tan solo los 45 primeros días de 2018, lo que significa un aumento permanente desde 2016.

Al mismo tiempo, mientras las FARC han entregado las armas e intentan participar en política, le Gobierno colombiano no ha cumplido su parte del Acuerdo de paz, y la extrema derecha utiliza la violencia para impedir que los antiguos miembros de las FARC desarrollen una campana política.  Mas de 50 de ellos han sido asesinados y debieron interrumpir la campana política de su nueva formación política a causa de la violencia ejercida contra ellos. Mientras tanto el Gobierno colombiano ha decidido de levantarse de la mesa de negociaciones, lo cual ha llevado a una escalada de violencia por las dos partes.

“Después de 5 anos de aplicación del TLC entre Colombia y la Unión europea, es bastante claro que no se esta lejos de haber cumplido con la hoja de ruta, que incluye condiciones de derechos humanos, laborales y medio-ambientales. “ declaro Helmut Scholz. Según los sindicatos locales, 66 de los trabajos son informales, y 80% de los pocos inspectores del trabajo están ellos mismos contratados de manera precaria, de manera que pueden ser despedidos fácilmente si hacen su trabajo. Y la presencia activa de grupos paramilitares aumenta en casi todas las regiones, mientras las fuerzas de seguridad están utilizadas para reprimir los movimientos sociales, en lugar de combatir a los grupos paramilitares y las mafias.

La delegación del Parlamento europeo pudo escuchar y ver como la corrupción, la violencia, y la impunidad están al centro del manejo actual de dicho país, muy rico en recursos naturales, pero que presenta la tasa mas alta de desigualdad del mundo, después de Haití, según el Banco Mundial. También pudo observar como los TLCs, – incluyendo aquel que Colombia firmo con la Unión europea-, empeora la situación, favoreciendo la exportación de productos de agrocultivos y de materias primas, a costo de la seguridad alimentaria, el medio ambiente, el equilibrio comercial, la diversificación de la economía, la industrialización, y la actividad de los mercados nacionales y regionales.

“Ante un panorama tan desolador, la voz de los movimientos sociales y de las fuerzas políticas progresistas que trabajan para construir alternativas de paz, para acabar con la impunidad y la corrupción, contrasta mucho y es alentadora” declaro el eurodiputado. “Los miembros de la delegación fueron impresionados por la fuerza de sus propuestas, entre las cuales también el pedido de una evaluación real de los TLCs, -como previsto en la ley recientemente aprobada-, la renegociación de estos mismos si es necesario, como lo piden la principal confederación sindical, la CUT,  la organización nacional indígena ONIC, y las organizaciones que representan los pequeños y medianos agricultores. “ 

 

Original en Alemán:   http://www.helmutscholz.eu/de/article/825.in-kolumbien-liegt-die-hoffnung-auf-den-alternative-bewegungen.html