La paz dialogada y justa debe ser pactada por el gobierno con las comunidades y organizaciones sociales y con las comunidades indígenas movilizadas

CdPueblos Noticias marzo 4, 2015

El Espacio Regional de Paz del Cauca, proceso de encuentro de iniciativas de paz de doce organizaciones sociales del Cauca, indigenas, campesinas, afros, urbanas, de mujeres y de jóvenes, Saludamos la persistencia y lucha del CRIC en sus 44 años por unidad, tierra y cultura. Saludamos y nos solidarizamos con las acciones realizadas por la ACIN – CRIC, en el proceso de liberación de la Madre Tierra, es una minga y movilización para exigir los derechos que les corresponden, para continuar clamando verdad, justicia y reparación,  y para una vez más requerirle al estado y gobierno colombianos el cumplimiento de los acuerdos suscritos con organizaciones sociales, como las comunidades indigenas del Cauca.

Nos solidarizamos con sus expresiones sociales, que reclaman justicia y lo que les pertenece, sus tierras ancestrales, en municipios como Corinto, Miranda y Santander de Quilichao, proceso que defiende la biodiversidad y cultivo de alimentos contra el monocultivo y explotación inhumana del los grandes cultivadores de la  caña de azúcar.

Requerimos al gobierno nacional, departamental y municipal abordar estos conflictos sociales a través del dialogo y el ejercicio de la palabra, para consensuar con las comunidades indigenas alternativas de solución.

Requerimos al Estado Colombiano que cese el tratamiento brutal, con uso de armas de fuego contra los movilizados y con excesos de fuerza contra la legítima movilización social. Que responda como es su deber constitucional y legal por los más de 57 comuneros heridos y afectados en su integridad. Que garantice la libertad inmediata de los comuneros judicializados.

Requerimos al Estado Colombiano el respeto a la misión médica, especialmente la indígena, como parte del Derecho Internacional Humanitario.

Requerimos al Estado Colombiano el cumplimiento de su palabra a los acuerdos suscritos con las comunidades indígenas, más aun cuando dichos acuerdos corresponden a procesos de acuerdos de movilizaciones y a caminos de verdad, justicia y reparación personal, familiar y comunitaria frente a masacres como la del Nilo, del Naya y de Gualanday, donde la fuerza pública en asocio con paramilitares, asesinaron 141 comuneros indígenas.

Requerimos al Estado Colombiano que se investigue y castigue a los responsables de las graves amenazas de águilas negras, contra líderes, autoridades y comunidades indigenas.

La paz justa, dialogada y duradera también debe ser pactada a través de la palabra con las organizaciones sociales del Cauca. La paz justa, dialogada y duradera requiere el respeto a los Pueblos y organizaciones sociales. La paz justa, dialogada y duradera requiere honrar la palabra gubernamental suscrita con las comunidades y la democratización de la tierra, en este caso con las comunidades indigenas movilizadas. La paz También se construye en nuestro País a través del dialogo y no de la represión violatoria de los DDHH y del DIH.

ORGANIZACIONES DEL ESPACIO REGIONAL DE PAZ DEL CAUCA, MARZO 1 DEL 2.015