[Poder Popular] Sueños y deseos de libertad

“Libros y libres, biblioteca comunitaria” fue el nombre que se consensuo, reafirmando la idea de que leer libera, que nuestros sueños y ahora deseos de libertad, siempre empezaron con un libro

 

Libros y libres

El día 25 de septiembre, después de un arduo trabajo de recolección y catalogación de libros, búsqueda de materiales educativos y construcción de kit’s de aseo, realizado por compañeras y compañeros del Congreso de los pueblos y otros muchos procesos amigos, pudimos subir la biblioteca comunitaria al patio 12, ubicado en el último piso de la estructura 3 de alta seguridad, de la cárcel la picota, donde recientemente habitamos cerca de sesenta y ocho personas.

Subimos los diez pisos con maletas y cajas llenas, pasando los controles de rigor y atendiendo preguntas como: “¿para qué tantos libros?”, a lo que con una sonrisa se respondía: “para que al menos tengamos alguito para leer mientras pasan los días”, otros, osados y soñadores elogiaban la proeza de traer libros donde la palabra parece suspendida o silenciada.

Ver Solidaridad: construcción de la biblioteca del Patio 11

 

Una vez descargados los libros en el patio, las miradas y preguntas no se hicieron esperar, acercándose a algunos se les escuchaba decir: “ojalá este el Kamasutra” o “a ver si trajeron algo sobre cómo mejorar el winpy (así es conocida la comida que se entrega en la cárcel)”. Entre los cerca de 500 libros recolectados saltaban a la vista: la revista CEPA No. 33, Narraciones extraordinarias de Edgar Allan Poe, un bello libro del uruguayo Eduardo Galeano “Memorias del Fuego”, y un recetario de cocina de “Caldo magui”, que parece haber estado en algún momento muy cerca al calor de una estufa.

Con las palabras que van y vienen, dando bienvenida a las nuevas que acababan de llegar, surgen las ideas de conformar círculos de lectura con los patios vecinos, poner a rotar algunos libros, iniciar talleres de lectura, y escritura, en fin, la palabra empieza a fluir, buscando donde germinar una vez más.

“Libros y libres, biblioteca comunitaria” fue el nombre que se consensuo, reafirmando la idea de que leer libera, que nuestros sueños y ahora deseos de libertad, siempre empezaron con un libro y el martes 25, con estos 500, se ratifica.

Agradecemos a todos y todas las que ayudaron en la construcción de esta biblioteca, consolidando colectivamente la idea de que es posible soñar un mundo nuevo en la suma de todas nuestras acciones.

 

“Siempre adelante, en defensa de la alegría y la esperanza”

 

Julián Gil
Líder social privado de la libertad
CONGRESO DE LOS PUEBLOS

 

Ver Documento