Por el derecho a la información y la libertad de expresión.

CdPueblos Justicia y Paz mayo 8, 2013

Los pueblos no callan

 

El Congreso de los Pueblos reivindica la lucha de los periodistas, trabajadores/as de la comunicación, que desde la realidad social y a partir de una ética comprometida con la verdad, informan los hechos que transcurren y que constituyen parte esencial de la historia.

 

 

Reivindicamos el derecho que tienen los pueblos, y los periodistas, a la información y a expresar públicamente sus ideas, sus propuestas, sus sentires, su trabajo frente a la realidad. La información y la libre expresión son una condición necesaria y fundamental para los ciudadanos, y la democracia, que no debe ser censurada ni en una situación de guerra, ni en situación de paz. 

Luchamos por la independencia de los periodistas; su trabajo no debe estar sometido a los intereses políticos o económicos particulares y hegemónicos causantes de las desigualdades sociales, la miseria de millones, las guerras y el saqueo, la explotación de los trabajadores/as, la opresión contra los pueblos, la destrucción de la naturaleza sobre que genera conflictos violentos que llevan a crímenes atroces contra la humanidad y la naturaleza en su conjunto. Los periodistas deben contribuir a que ese derecho de informar y expresarse sea crítico, consciente respecto a la realidad sobre la que se comunica, y atinente a los hechos evitando con ello la auto censura y la complicidad con lo abyecto.

Los periodistas deben aportar desde su trabajo en poner de manifiesto la exigencia y el respeto a los derechos humanos y ambientales, su labor debe también denunciar todas sus violaciones, esto en la medida de que los/as periodistas no podrán ejercer su labor si sus propios derechos humanos son vulnerados. 

Desde el Congreso de los Pueblos rechazamos la persecución política, jurídica y militar de las que son víctimas las personas que ejercen el periodismo, sobre todo en regiones del mundo donde los conflictos sociales, políticos y económicos violentan los derechos de las mayorías. Por eso también luchamos por Libertad de Expresión y el Acceso a la Información. 

 

Colombia es uno de esos países donde ser periodista, obrero/a, defensor/a de derechos humanos, o campesino, puede costar la vida, y donde reina la impunidad frente a estos crímenes políticos en mucho de los casos ejecutados por agentes del Estado. En el 2012 la Federación para la libertad de prensa registró 158 casos de agresiones directas contra periodistas a causa de su  trabajo. Entre estas agresiones encontramos el asesinato del periodista Guillermo Quiroz ocurrido en San Pedro, Sucre, cuyos autores son miembros de la policía nacional. La muerte ocurrió cuando el periodista cubría una manifestación política donde la comunidad exigía garantías y respeto a los derechos ambientales, laborales y una adecuada redistribución de las regalías, frente a la multinacional extractivista Pacific Rubiales. 

 

Denuncia la FLIP que entre 1977 y 2012 fueron asesinados 140 periodistas, un promedio macabro de 4 periodistas asesinados por año, de los cuales 59 investigaciones han prescrito, en el 2012 prescribieron 2 casos y se espera que para el 2013 no prescriban 6 casos más. A esto se le suma la persecución policial, judicial y la censura política, las chuzadas ilegales por parte de agentes de seguridad del Estado, y ley de inteligencia que indica que 

 

 

Además se destaca que la autocensura por el miedo al cierre de medios, despidos, o el temor a la violencia, son las situaciones que más afectan el ambiente para ejercer el oficio. 

 

La libertad, el acceso a los medios y la desmonopolización de la prensa escrita, la radio y la televisión, son una exigencia para poder ejercer el oficio sin presiones. Asi mismo, es necesario respetar y promover de forma autónoma el ejercicio de la comunicación popular y alternativa, a lo cual los pueblos, debemos dedicar nuestros mejores esfuerzos.

 

Equipo de Comunicaciones

Congreso de los Pueblos