[Tolima] El Congreso de los Pueblos se pronuncia frente a la crisis que atraviesa el Hospital Federico Lleras Acosta de Ibagué

El ejercicio de Legislación Popular característico de la práctica política del Congreso de Los Pueblos ha sido categórico en señalar que el sistema económico y político del país está agotado, y hemos canalizado nuestros esfuerzos en la construcción de una agenda popular alternativa que confronta directamente el modelo neoliberal de despojo de los derechos.

En este sentido nos manifestamos solidariamente con los usuarios, pacientes y trabajadores del Hospital Federico Lleras Acosta que se ven maltratados por la crisis financiera que atraviesa el Hospital. La implementación de la Ley 100 de 1993 ha representado para el sistema de salud colombiano una herramienta legislativa que vulnera el derecho fundamental de la salud del pueblo humilde y trabajador de Colombia, y a su vez favorece los intereses de sectores privados que ven la prestación del servicio de salud como una mercancía con un elevado nivel de rentabilidad. En este sentido, la situación actual que atraviesa el Hospital Federico Llera Acosta es el reflejo de los efectos resultantes de la ejecución de la Ley 100 en su integralidad que evidencia la alta rentabilidad que este deja a las EPS privadas y a las administraciones de turno.

El Congreso de los Pueblos rechaza el despido masivo que se realizó el pasado 1 de septiembre, 990 empleados de planta temporal quedaron con una gran incertidumbre frente al que hacer, además rechazamos la intervención por parte de la Superintendencia Nacional de Salud, que puede llevar a una posible liquidación de la entidad pública. Manifestamos nuestro firme compromiso para seguir forjando e impulsado luchas por un trabajo digno y la consecución de garantías para gozar de plenos derechos laborales y libertades sindicales. Nuestro compromiso es por la vida digna y una paz con justicia social y por ello enmarcamos las rutas políticas y de movilización en la defensa de la Salud como derecho primordial en contra de la mercantilización de la vida.

En ese sentido llamamos e invitamos a los actores y sectores hoy movilizados por la crisis del Hospital Federico Lleras a seguirnos encontrando en esta lucha y en la reivindicación de los derechos fundamentales de los colombianos, y en caso particular de los Tolimenses. Levantamos las banderas del Congreso de Los Pueblos para impulsar la lucha directa por los derechos laborales y sindicales. En fin, a recuperar el sentido histórico del trabajo no sólo como medio de subsistencia, sino como bastión fundamental  de la transformación social. A la reinvención de la política, plantear nuevas formas de gobernabilidad, así como nuevas maneras de defensa de lo público, para concebir un nuevo modelo de sociedad y de Estado.

Congreso de los Pueblos Propuesta de País para la Vida Digna