Un Congreso de los Pueblos en marcha

Bogota DC, 08 de Octubre de 2010

En la Plaza Che de la Universidad Nacional, en la ciudad de Bogotá, tuvo lugar la instalación oficial del Congreso de los Pueblos con la intervención del indígena nasa Feliciano Valencia, vocero de la Minga de Resistencia  Social y Comunitaria y del Congreso de los Pueblos. Su discurso ha hecho referencia a la historia del proceso de resistencia iniciado incluso antes del año 2004 cuando los pueblos indígenas del Cauca se movilizaron bajo el nombre de “Minga por la Vida, la Justicia, la Alegría, la Autonomía y la Libertad de los Pueblos”. A partir del año 2008 el nombre de Minga de Resistencia Social y Comunitaria fue el que aglutinó a pueblos indígenas, afrodescendientes, campesinos, mestizos, trabajadores y urbanos desde los diferentes rincones de la geografía.

En la instalación del Congreso Valencia insistió en que además de sintetizar los diversos y variados logros de los procesos presentes igualmente demandará un Mandato de Mandatos como derrotero en los tiempos venideros para cada comunidad y con la tarea de diseñar y construir el país que entre todas y todos soñamos. Feliciano Valencia dijo que «este momento y este escenario aglutina la limpieza reflejada en los rostros de la gente humilde, trabajadora, desempleada, desplazada, sin tierra, esperanzada, todos dispuestos y comprometidos en construir el futuro con libertad y dignidad». Asimismo, afirmó: «Sólo con la unidad de los pueblos lograremos enfrentar a la locomotora del Gobierno. Estos procesos se han construido en medio de la guerra, la persecución, la represión y aun así aquí nos encontramos construyendo».

Mientras se sucedía el discurso de inauguración, en el centro de la plaza parte de la delegación de Suroccidente construyó una representación simbólica circular llamada mandala para significar la recuperación de la mística indígena con frutas y pétalos de flores.

Al finalizar su discurso de inauguración, el representante indígena enfatizó que «desde hace varios días hemos dejado la pala y la siembra y nos hemos venido con nuestras ideas, nuestras iniciativas, nuestros sueños, nuestros planes de vida, nuestros mandatos y nuestras agendas para conversar y discutir y en el camino de unidad construir el país por el que hemos luchado y el que hemos soñado».