Gracias por un año lleno de aprendizajes, alegrías, sueños y luchas; gracias por atreverse a construir un país mejor, un país par la Vida Digna. 

COMUNICADO

Este año 2018 ha estado cargado de muchas dinámicas de movilización en clave de defender el territorio, la vida y la construcción de un país en paz, nos motivamos, estuvimos llenos de vigor y esperanza. Sin duda alguna nuestras banderas naranjas expresan el significado y la convicción de construcción de poder popular, este ha sido el propósito de nuestra actuación en cada proceso desarrollado, por eso cada día, cada mes, nuestros esfuerzos estuvieron enfocados a la unidad, la movilización y la articulación de lo social y lo político.

Es de resaltar los movimientos sociales internacionales que están en permanente movilización y lucha, donde hemos avanzado en una agenda de integración de nuestros pueblos por las transformaciones y la construcción del internacionalismo popular.

En el país se han consolidado grandes luchas y ejercicios de poder, como las consultas populares y previas, las movilizaciones de los indígenas, campesinos, afros y sectores populares, los avances en la participación política que tuvieron su expresión de la Colombia Humana y la posibilidad del sueño de ser gobierno y tener una agenda de país para confrontar el neoliberalismo. Se mantienen los espacios de unidad como la Cumbre Agraria, Campesina Étnica y Popular, y la Coordinación de Organizaciones Sociales; además surgieron otros como las mesas de legislación participativa, los espacios con la bancada alternativa, y se potenciaron espacios de unidad estratégicos como la Asamblea Legislativa, Popular y de los Pueblos, donde mas de 1300 dirigentes nacionales e internacionales, nos pensamos la necesidad de la convergencia, la movilización, la construcción de una agenda de país, tejiendo hilos que nos trencen en la unidad de las luchas sociales y políticas.

El despertar del movimiento estudiantil, con su fuerza y energía, logró mantener un paro de más de 60 días, enfrentando a la política privatizadora de la educación del Gobierno Nacional y nos mostraron que sí es posible mantener los ejercicios de movilización con alegría, beligerancia y entusiasmo sin retroceder en las convicciones de transformación como ejercicio politizador.

Este año también nos ha dejado dolor, indignación, impotencia, y múltiples sentimientos de rebeldía que nos quedan la memoria como ejemplo y vida de cada compañera y compañero asesinados por este régimen criminal y corrupto, cada persona detenida injustamente que, ahora, desde otros espacios lucha y construye como prueba de resistencia. No lxs olvidamos y no están solxs, Sara, Tulia, Julián Gil, Hermes, Alix, y todxs los presxs politicxs que son ejemplo y modelo.

Todo esto deja un país donde la paz esta en disputa, los acuerdos con la FARC y la mesa de negociación con el ELN en crisis, los acuerdos firmados con el movimiento social todos incumplidos, todo bajo la visión del nuevo gobierno guerrerista. El reto que tenemos es defender las negociaciones y defender nuestra apuesta de paz con cambios estructurales.

Estas fechas, son para compartir, para llenarnos de más mística transformadora, son momentos para estar al lado de nuestros seres queridos y para festejar cada victoria del año, son para evocar la memoria de los que no están y en su nombre hacernos más fuertes.

Que esta navidad, este fin de año estén llenos de esperanza, de amor, risas y llantos, que sean días de mayor formación y construcción política, y también nos posibiliten llenarnos de más energía transformadora.

Que todos estos sentimientos y espiritualidades sean parte de este nuevo año, en el cual apostamos a seguir tejiendo y caminando la palabra de la vida, la defensa de nuestros territorios y cosmovisiones de país, vendrá un 2019 cargado de muchas movilizaciones y un paro nacional, también será un año de lucha política electoral donde nos disputaremos los gobiernos locales para avanzar en nuestros mandatos populares, todos estos espacios deben ser acogidos desde la unidad de acción y con una visión estratégica de poder popular.

El 2019, desde ya se proyecta como un año de grandes retos donde las banderas que defienden la vida y los territorios seguirán siendo la apuesta del movimiento social y popular, vamos todos a la lucha y la movilización, vamos hacia el gran paro nacional.

Desde el Congreso de los Pueblos, les deseamos a todos y todas con quienes hemos tejido una propuesta de país para la vida digna, una navidad en paz y un feliz año lleno de amor, sueños y esperanzas.

Congreso de los Pueblos Ver Comunicado]]>