Exigimos que se permita el acompañamiento y verificación de la comunidad Internacional en este ejercicio de Movilización en Colombia.

ALERTA TEMPRANA N° 2

Bogotá, 18 de noviembre de 2019

Le llaman Democracia y no lo es.

El presente escrito tiene como propósito ALERTAR sobre la grave situación que son los ataques y hostigamientos que se dan previo al Paro Nacional, en las que se busca restringir el derecho a la movilización y a la libre asociación de los y las ciudadanas que se suman a las expresiones del 21 de noviembre, Configurándose una vez más una clara limitación a la democracia colombiana.

HECHOS:

1.    El 18 de noviembre de 2019 el gobierno nacional anuncia que expedirá un decreto que en su contenido impulsa la aplicación de las siguientes medidas:

       •   Cierre de pasos terrestres, fluviales fronterizos.

  • Instrucciones en materia de orden público

       “Ordena a los alcaldes distritales y municipales en su obligación de conservar el orden público en sus municipios y en cumplimiento de los principios de proporcionalidad, necesidad y razonabilidad deberán dictar las medidas que establece el artículo 91 literal b de la ley 136 de 1994, modificado por el artículo 29 de la ley 1551 de 2012 en materia de orden público si la situación de conservación del mismo lo amerita y en específico: “(Tomado Borrador de Decreto)

2.    El contenido literal del artículo 91 de la ley 136 del 94 es:

Artículo 91. Funciones. Los alcaldes ejercerán las funciones que les asigna la Constitución, la ley, las ordenanzas, los acuerdos y las que le fueren delegadas por el presidente de la República o gobernador respectivo.

Además de las funciones anteriores, los alcaldes tendrán las siguientes:

b)    En relación con el orden público:

2.    Dictar para el mantenimiento del orden público o su restablecimiento de conformidad con la ley, si fuera del caso, medidas tales como:

a)    Restringir y vigilar la circulación de las personas por vías y lugares públicos;

b)    Decretar el toque de queda;

c)    Restringir o prohibir el expendio y consumo de bebidas embriagantes;

d)    Requerir el auxilio de la fuerza armada en los casos permitidos por la Constitución y la ley;

e)    Dictar dentro del área de su competencia, los reglamentos de policía local necesarios para el cumplimiento de las normas superiores, conforme al artículo 9o del Decreto 1355 de 1970 y demás disposiciones que lo modifiquen o adicionen.

3.    Se ordenó para Bogotá el acompañamiento de mil (1000) hombres de la Brigada 13 del ejército Nacional a los patrullajes de la policía nacional hasta el 20 de noviembre.

4.    Se ordena el acuartelamiento de las fuerzas militares.

DENUNCIAMOS

1.    El uso de la fuerza militar como una estrategia de desarticulación a los procesos sociales y políticos que se están organizando en las ciudades colombianas, que estos anuncios y ejercicios de militarización buscan la intimidación y persuasión mediante la violencia psicológica de los manifestantes, al tiempo que es un entrenamiento para el reconocimiento de espacios en los que se desarrollará la movilización social, abriendo las posibilidades a una incursión militar en los centros urbanos del país.

2.    La apertura a la aplicación del literal d) Requerir el auxilio de la fuerza armada en los casos permitidos por la Constitución y la ley, lo que llevaría al uso armas convencionales letales contra población civil desarmada como una flagrante vulneración a los derechos humanos por parte del Estado Colombiano.

SOLICITUD

1.    Activar el Sistema de Alertas Tempranas para garantizar los derechos a la vida, integridad personal, libertad personal, libre expresión y a la movilización a todos los y las colombianas que se manifiestan en todo el territorio Nacional.

2.    Se disponga la presencia permanente de la Defensoría del Pueblo en las zonas de movilización, asegurando la especial protección de los(as) compañeros(as) que participan en “El Paro Nacional del 21 de noviembre”; impidiendo cualquier ejercicio exacerbado de la fuerza y la restricción del derecho a la movilización en cabeza de la fuerza pública, entidades e instituciones del Estado Colombiano.

3.    Requerimos que a través de su Despacho sean alertadas las siguientes autoridades civiles, policivas y militares sobre esta situación: Procuraduría General de la Nación, Programa Presidencial de Derechos Humanos y de la Vicepresidencia de la República, Gobernaciones de los departamentos; alcaldías municipales y demás autoridades civiles y militares.

ALERTAMOS

Al Estado Colombiano, a la Comunidad Internacional, a organismos de derechos humanos y la opinión pública en general sobre esta situación, solicitando la adopción de medidas preventivas que protejan la vida, integridad, movilización, autonomía y demás derechos del pueblo colombiano.

EXIGIMOS AL ESTADO COLOMBIANO

•      Prestar con la diligencia requerida atención a esta alerta temprana para garantizar la vida e integridad y ejercicio de los derechos Constitucionales y la protección de los Derechos Humanos cesando de inmediato la militarización de las ciudades y los anuncios bélicos y guerreristas.

•      Activar el Sistema de Alertas Tempranas para garantizar los derechos a la vida, integridad personal, libertad personal, autonomía, identidad y libre movilización de los pueblos.

•      Exigimos se permita el acompañamiento y verificación de la comunidad Internacional en este ejercicio de Movilización en Colombia.

Equipo Nacional de Derechos Humanos
Congreso de los Pueblos

Ver Alerta